Las sociedades de medicina reproductiva en todas partes del mundo están de acuerdo en que una pareja debe acudir a una consulta especializada en dificultades reproductivas cuando tiene más de 1 año de relaciones sexuales sin protección y sin generar embarazo, con la salvedad que la mujer tenga más de 35 años, en cuyo caso no deberían esperar más de 6 meses.

En la primera consulta de fertilidad realizamos una evaluación clínica completa  donde evaluamos los antecedentes de ambos miembros de la pareja, examen físico de la mujer, ultrasonido pélvico para estudiar útero y ovarios y revisión de pruebas y tratamientos previos realizados. De esta manera tenemos una visión bastante amplia que nos permite establecer un plan de trabajo en cuanto a estudios y tratamientos.

El estudio de la pareja con dificultades reproductivas no tiene que ser un proceso largo y complejo y de hecho en la gran mayoría de los casos en muy poco tiempo ya comenzamos con el tratamiento que corresponda.

Muchas parejas tienen alteraciones leves en su sistema reproductivo o son diagnosticadas como infertilidad sin causa aparente por lo cual pueden resolver su problema con tratamientos de baja complejidad como Inseminación Intrauterina. 

En este tipo de tratamiento primero se realiza una estimulación ovárica suave con el objetivo de generar una respuesta de 2-3 óvulos para posteriormente inducir la ovulación y colocar una muestra de semen capacitada dentro del útero de la mujer. De esta manera estamos mejorando las condiciones naturales para que las trompas de Falopio capturen el ovulo y se genere un embrión. En general, en Cefam Puebla la edad promedio de las pacientes que se someten a Inseminación Intrauterina es de 32 años y la probabilidad de generar embarazo es de 30% por ciclo realizado.

Cuando hay otros factores como edad avanzada o alteraciones más importantes de trompas uterinas o baja calidad seminal, debe recurrirse a Fecundación In vitro para crear las condiciones para generar el embarazo; en estos casos, con una edad promedio de 38 años y transfiriendo 2 blastocistos la tasa de embarazo es de 65%.

Son muchos los factores clínicos que pueden influir para que varíen en más o en menos estas posibilidades, pero los más importantes son la edad de la mujer y el tiempo que tengan sin concebir.

En vista de esto y en el afán de ofrecer mejores expectativas a nuestros pacientes, en Cefam Puebla desarrollamos los zigotos hasta día 5 o 6 en laboratorio, lo cual nos ha permitido disminuir el número de embriones a transferir y así disminuir los riesgos de embarazo múltiple sin desmejorar en tasas de embarazo. 

Recientemente presentamos nuestra experiencia en el congreso de la Asociación Mexicana de Medicina Reproductiva donde en transferencias en día 6 de desarrollo, con una moda de 1.6 embriones transferidos, la tasa de embarazo fue de 66%.

Igualmente presentamos un comparativo de transferencia en día 3 vs día 5 de desarrollo, observando que nos permitió disminuir la moda de embriones transferidos de 2,4 a 1,6 respectivamente, mejorando la tasa de embarazo de 48.42% a 64.53%.

Aun así, pensamos que estos resultados se pueden mejorar, y por ese motivo estamos innovando con la implementación del Sistema Primo Vision, mediante el cual podremos realizar una monitorización mas continua de los embriones que nos permita tomar mejores decisiones en cuanto a los embriones a ser transferidos al útero y por lo tanto, aumentar las expectativas de generar embarazos. 

Con instalaciones adecuadas, tecnología de punta y un asesoramiento clínico claro y bien estructurado podemos ofrecer una alternativa real para resolver las diferentes situaciones que generan dificultad reproductiva en las parejas que acuden a nuestra consulta con una alta expectativa de éxito.

 
 
Profesionales de esta área: